El vicentino, resiliente por naturaleza

Fecha de publicación: 20 febrero 2019

Además de las cualidades manifiestas de un vicentino, como son el desprendimiento, el espíritu desinteresado y el deseo de construir un mundo mejor, hemos de añadir también la resiliencia, un término difícil de entender, pero que dice mucho. La palabra, bastante utilizada en Ciencias Exactas —específicamente en Física— designa la propiedad de algunos materiales para acumular energía cuando se les aplica una presión o estrés, y volver a su estado original sin sufrir deformación alguna de su estado original.

La palabra resiliencia proviene del latín «resilio», que significa volver al estado natural. El concepto de resiliencia para la ciencia humana es la capacidad de un individuo de tener una conducta sana en un ambiente insano[1], es decir, la capacidad del individuo de sobreponerse y hacer frente a las adversidades. En otras palabras, es la capacidad de lidiar adecuadamente con los desafíos y presiones.

En el mundo de los negocios y de los recursos humanos, resiliente es la persona que posee la capacidad de ser flexible y resistente, sabiendo vencer los obstáculos y continuar con el mismo vigor y la misma voluntad. Una comparación interesante es la del resiliente semejante a la pértiga utilizada en el salto de altura: se dobla hasta su límite sin quebrarse, puede con todo y lanza hacia arriba al atleta.

El vicentino es, por naturaleza, un resiliente. Aguanta los sinsabores de la vida, especialmente los reveses de las familias asistidas que son reacias a ser promovidas. Resiliente es también una persona que acepta las cosas como son, tratando de ver su lado positivo y la manera de sacar el mejor provecho de las diversas situaciones. Resiliente es la persona que siempre perdona, siempre confía, siempre da una segunda oportunidad: en su opinión, todavía hay margen de mejora para la corregir las situaciones incorrectas. Su opuesto es, por tanto, el pesimista y el pragmático.

Son resilientes todos los miembros de las Conferencias Vicentinas y de los centenares de ramas de la Familia Vicenciana, pues tienen la capacidad de soportar las vicisitudes sin perder ni la esperanza ni los ideales (a veces románticos) que guían su forma de ver el mundo y actuar a favor del prójimo. El resiliente no se decepciona con las personas, no juzga, no hace juicios de valor o pone etiquetas. Sabe ser equilibrado y centrar sus acciones en la directriz de lo correcto y lo virtuoso.

El vicentino es un resiliente por naturaleza, y por eso su «llama interior» no se apaga nunca, incluso en medio de las mayores desilusiones y desencantos, sea con personas o con instituciones. El vicentino nunca se rinde, siempre encuentra soluciones para resolver los problemas en las Conferencias, con los asistidos, en los Consejos y en cualquier otra situación en la que participe la Sociedad de San Vicente de Paúl.

Esta competencia para resolver los problemas también termina contagiándose a las familias necesitadas, que se ven estimuladas a crecer en la vida gracias a sus propios esfuerzos. El vicentino resiliente busca, por la empatía, vivir los sufrimientos de los asistidos como si fueran propios. Horacio[2], el gran pensador italiano, dijo que «la adversidad tiene el efecto de dejar al descubierto talentos que, en circunstancias favorables hubieran permanecido ocultos»[3].

Así pues, queridos vicentinos y vicentinas, usemos nuestra capacidad de resiliencia siempre a favor de los más desfavorecidos.

 

Renato Lima de Oliveira
16º Presidente General de la Sociedad de San Vicente de Paúl

 

[1]     Rutter, M. Developing Minds: Challenge and Continuity across the Life Span. Reino Unido: Penguin Books, 1992.

[2]     Quinto Horacio Flaco (65 a.C.– 8 a.C.) fue el principal poeta lírico en lengua latina.

[3]     Horacio. Odas: Libro II, oda X.

 

 

 

Compartir

Boletín

Reciba todas las noticias del Consejo General y de la SSVP suscribiéndose al Ozanam Network, el Boletín del Consejo General Internacional que se publica en 4 idiomas (francés, inglés, español y portugués).

Suscribirse

Lecturas espirituales

Lecturas, reflexiones y relatos personales semanales para profundizar su espiritualidad...

Leer

Leer también

Más lecturas